Día 8

Nos quedan más de tres horas de puro placer, dejando el cañón largamos algunos galopes en la pista de carrera en Vilu Mallin, ¡las apuestas están abiertas! Luego llegamos a la llanura de Vilu, al final de la cual pronto vemos el pueblo de El Cholar, desde donde partimos hace una semana. ¡Pie a tierra, almuerzo en la chacra, cálidos saludos a los caballos y gauchos que han realizado su sueño! Regreso al albergue en Chos Malal alrededor de las 18hs, ducha caliente, deliciosas empanadas, cama acogedora.