Día 9

Excursión a territorio chileno otra vez, literalmente nos sumergimos en un bosque de robles centenarios, en cuyas ramas vemos docenas de especies de aves cantoras, mientras que en el suelo cruzamos huellas, ¡especialmente de puma! A la hora del almuerzo, una agradable sorpresa nos espera, sería una lastima revelar aquí el secreto… Volvemos al campo de nuestro amigo Rufino al final del día y aprovechamos las últimas luces del día para sacrificar un chivito, ¡nuestra especialidad!